613 067 020

Guía completa para elaborar un plan semanal de estudio para oposiciones

plan-semanal-estudio-oposiciones

Construir un plan semanal de estudio para oposiciones puede ser la diferencia entre el éxito y el estancamiento. En esta guía, te proporcionaremos una estructura probada y técnicas mnemotécnicas para optimizar tu aprendizaje y acercarte a la meta de convertirte en un funcionario.

Elementos clave de un plan semanal efectivo

Estimación realista del tiempo por tema

La estimación del tiempo es una habilidad crucial al preparar un plan de estudio para oposiciones.

Lo primero que has de hacer es un auditoría de tu tiempo disponible semanal. Esto has de tenerlo claro siempre. Si no sabes cuántas horas disponibles tienes para estudiar cada semana no hay planificación realista que valga. (Más abajo te dejará un plantilla descargable para que hagas esto):

Una vez teniendo eso claro deberás saber varias cosas pero la primera y más importante es conocer tu velocidad de estudio y puesto que no todos los temas son iguales debes tener en cuenta esto:

Complejidad del tema: No todos los temas requieren la misma cantidad de tiempo. Aquellos más complejos o con mayor cantidad de información necesitarán más horas de estudio.

Conocimiento previo: Si ya tienes una base en algunos temas, podrás dedicar menos tiempo a estos y más a los que te resulten desconocidos o desafiantes.

Capacidad de aprendizaje: Es importante ser realista respecto a tu velocidad de aprendizaje. Algunas personas pueden absorber la información más rápidamente que otras.

Tiempo disponible: Debes adaptar tu plan de estudio al tiempo real del que dispones, considerando otras responsabilidades como el trabajo, la familia o el descanso.

La Peor Técnica es "Leer-Subrayar y Repetir".

La 1ª Te la cuento en el taller de casos de Éxito de Opositores para que NO la hagas.

*APUNTARSE Y BORRARSE ES GRATIS

Cómo funciona

  1. 1
    4 vídeos + PDFs descargables.
  2. 2
    CASO 1: 3 oposiciones en 1 año ¿Cómo lo hizo?
  3. 3
    CASO 2: La 1ª en su oposición estudiando y trabajando. ¿Cómo lo hizo?
  4. 4
    + Notas oficiales de los 2 casos dentro
  5. 5
    + PDF con 21 técnicas para Opositores.
  6. 6
    +Técnica para recordar leyes explicada al detalle.

Se recomienda iniciar con una estimación general y ajustarla conforme avances en el estudio y tengas una mejor comprensión de tu ritmo de aprendizaje.

Desglose del temario: módulos, temas y subtemas

Para empezar a calcular tu velocidad de estudio es necesario dividir el temario en módulos manejables.

Cuando nos enfrentamos a la tarea de estudiar para oposiciones, un desglose efectivo del temario en módulos, temas y subtemas es crucial. Este proceso permite una comprensión más clara de los contenidos y facilita una aproximación estructurada al estudio y a la velocidad que vas a necesitar para estudiarlo.

Módulos: Son las grandes áreas que componen el temario. Pueden corresponder a asignaturas específicas dentro de una oposición o a bloques temáticos que engloban varios temas relacionados. Es vital identificar estos módulos para tener una visión macro de lo que se necesita aprender.

Temas: Cada módulo se divide en temas, que son las unidades de estudio específicas. Estos deben ser abordados de uno en uno, permitiendo un enfoque detallado y profundizado de cada área. La división en temas ayuda a establecer metas a corto plazo y a sentir un progreso tangible en el estudio.

Subtemas: Son las divisiones más pequeñas del temario y representan secciones específicas dentro de cada tema. Estudiar por subtemas es una manera excelente de desglosar la información en partes aún más manejables, lo que puede aumentar la retención y comprensión del material.

Al descomponer el temario en estas categorías, se facilita la creación de un plan de estudio personalizado que atienda a las necesidades individuales de aprendizaje y al tiempo disponible.

Esta técnica incrementa la retención de información y facilita un estudio más organizado. Consulta técnicas de estudio específicas para oposiciones aquí.

Métodos de planificación de tiempo

Técnica pomodoro: optimización de intervalos de estudio

La técnica Pomodoro divide tu jornada de estudio en bloques de tiempo con descansos intermedios para maximizar la concentración.

Técnica pomodoro: optimización de intervalos de estudio

La técnica Pomodoro es un método de gestión del tiempo que se basa en trabajar en bloques de tiempo (normalmente de 25 minutos) seguidos de breves descansos. Estos son los pasos básicos:

  1. Elige el tema o subtema a estudiar.
  2. Ajusta el temporizador a 25 minutos y comienza a estudiar.
  3. Cuando el temporizador suene, toma un descanso de 5 minutos.
  4. Cada cuatro ‘pomodoros’, toma un descanso más largo de 15-30 minutos.

Esta técnica ayuda a mantener la concentración y reduce la fatiga mental.

También facilita la estimación del tiempo al poder prever cuántos pomodoros necesitarás para cubrir un tema específico. Para más detalles sobre cómo hacerlo, mira técnicas de planificación de tiempo aquí.

Bullet journal: organización diaria, semanal y mensual

El Bullet Journal es un método de organización personalizable que te permite llevar un registro de tus tareas pendientes, eventos y notas tanto en el ámbito diario, semanal como mensual.

Diariamente: Registra tareas específicas que debes completar cada día. Esto puede incluir el número de pomodoros que planeas dedicar a cada tema.

Semanalmente: Organiza tus tareas semanales, asignando bloques de estudio para temas específicos. Esto te ayuda a ver tu progreso a lo largo de la semana.

Mensualmente: Haz una vista general de los temas que necesitas estudiar durante el mes. Esto puede ayudar a ajustar tu plan de estudio basándote en tu progreso y eventos importantes.

No obstante mucho mejor que el bullet jornal es la plantilla que puedes conseguir en este taller. La tienes debajo del primer vídeo en la sección de recursos:

Avanzar rápido (en tu oposición) es fácil  si sabes cómo:

Estrategias para elaborar un plan semanal

Priorización de temas y objetivos diarios

Establecer objetivos diarios claros te ayudará a mantenerte enfocado y avanzar de manera constante. ¿Cómo decides qué tema estudiar primero?

La elaboración de un plan semanal efectivo comienza con la priorización de los temas. Esta priorización debe ser estratégica y reflejar las metas a corto y largo plazo del estudiante.

Los temas que son más difíciles o que requieren más tiempo para ser dominados deberían ser colocados al principio de la semana, cuando la energía mental es mayor. Los objetivos diarios deben ser SMART (Específicos, Medibles, Alcanzables, Relevantes y Temporales) para mantener el enfoque y permitir el seguimiento del progreso.

Los objetivos diarios pueden incluir la lectura de ciertos capítulos, la resolución de un número determinado de problemas, la revisión de notas de clase o la investigación de un tema particular.

La idea es dividir los módulos y temas grandes en partes más pequeñas y manejables que puedan ser abordadas diariamente, lo que también ayuda a evitar la procrastinación.

Pero mucho ojo. Establecer objetivos bajo los criterios SMART puede ser peligroso si lo haces mal, ya que objetivos mal formulados generan frustración y abandono.

La forma más óptima la puedes encontrar aquí. Y es tan tan tan sencilla que si aplicas lo que verás en este punto no tendrás ningún problema para hacer una buena planificación:

Avanzar rápido (en tu oposición) es fácil  si sabes cómo:

La importancia del repaso y la revisión

El repaso es crucial para transferir conocimientos a la memoria a largo plazo. Incorpora sesiones de repaso regular en tu semana para asegurar la retención.

El repaso y la revisión son críticos en cualquier proceso de aprendizaje. El plan semanal debe incluir tiempo dedicado exclusivamente a estas actividades.

La práctica constante de la revisión ayuda a consolidar la información y a transferirla de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo, lo cual es crucial para el aprendizaje profundo y para la preparación de exámenes y oposiciones.

Las técnicas de revisión pueden variar desde métodos de repetición espaciada hasta sesiones de preguntas y respuestas, pasando por discusiones en grupo y enseñanza de los conceptos aprendidos a otros.

Además, la revisión puede ser beneficiada mediante la creación de resúmenes, mapas conceptuales o tarjetas de memoria (flashcards), que permiten una rápida recuperación de la información clave.

Profundiza en estas estrategias aquí.

Uso de herramientas y recursos adicionales

Un plan semanal puede verse reforzado con la ayuda de herramientas y recursos adicionales.

El uso de aplicaciones digitales para el seguimiento del tiempo, como Toggl o Clockify, puede ayudar a monitorear cuánto tiempo se dedica a cada tema.

Los programas de creación de mapas mentales, como MindMeister o Coggle, pueden ser útiles para esquematizar ideas complejas y establecer conexiones entre distintos conceptos.

Recursos adicionales como vídeos educativos, podcasts, y sitios web especializados pueden proporcionar explicaciones alternativas y ejemplos prácticos que enriquezcan la comprensión del estudiante.

También es importante considerar la participación en foros en línea o grupos de estudio, ya que el aprendizaje colaborativo puede ofrecer perspectivas diversas y mejorar la retención del conocimiento.

La clave de un plan semanal exitoso radica en la flexibilidad y adaptabilidad.

Mientras que es importante tener una estructura, también lo es permitirse ajustar el plan según cómo evolucione el aprendizaje a lo largo de la semana, asegurándose de que el enfoque sigue siendo efectivo y sostenible a lo largo del tiempo.

Descubre más técnicas y recursos para potenciar tu aprendizaje.

Plantilla de plan semanal de estudio para oposiciones

Para aplicar todo lo aprendido, descarga nuestra plantilla diseñada para ayudarte a estructurar tu planning de forma efectiva. Accede a la plantilla aquí: (La tienes en la sección de recursos debajo del 1º vídeo del taller).

Avanzar rápido (en tu oposición) es fácil  si sabes cómo:

Errores comunes y cómo evitarlos

Falta de consistencia en el estudio

Uno de los errores más comunes en el estudio es la falta de consistencia. Estudiar de manera irregular, con maratones de última hora seguidos de largos períodos de inactividad, puede conducir a un aprendizaje superficial y a un rápido olvido de la información.

Para evitar esto, es fundamental establecer una rutina de estudio diaria o interdiaria. Dicha rutina debe ser realista y sostenible; estudiar unas horas cada día es más efectivo que intentar cubrir todo en un solo día.

Además, es crucial establecer metas a corto plazo que motiven y generen un sentido de logro continuo.

La consistencia también se ve reforzada por el hábito; estudiar en el mismo lugar y a la misma hora puede ayudar a formar este hábito. El uso de herramientas como calendarios o aplicaciones de gestión del tiempo puede ser útil para mantener una rutina regular.

No adaptar el plan a cambios e imprevistos

La vida es impredecible, y a menudo surgen eventos que pueden desbaratar el plan de estudio más cuidadosamente elaborado.

La inflexibilidad puede llevar a la frustración y al estrés, lo que es contraproducente para el estudio eficiente. Para evitar este error, es importante construir cierta flexibilidad en el horario, dejando bloques de tiempo ‘libres’ que puedan ser utilizados para ajustar el estudio en caso de que surja algún imprevisto.

Además, es esencial revisar y ajustar el plan de estudio regularmente. Al final de cada semana, se debería evaluar qué funcionó y qué no, y realizar los ajustes necesarios.

Esta revisión continua permite adaptar el plan de estudio a la evolución personal en el aprendizaje y a las circunstancias de la vida.

Ignorar la importancia de descansos y tiempos de ocio

Estudiar de manera efectiva no significa hacerlo sin parar. De hecho, el cerebro necesita descansos para procesar y consolidar la información. Ignorar la importancia del descanso y del ocio puede llevar al agotamiento y a una disminución en la retención y el rendimiento cognitivo.

Los descansos planificados, como la técnica Pomodoro, que intercala sesiones de estudio de 25 minutos con descansos de 5 minutos, pueden aumentar la concentración y la efectividad del estudio.

El tiempo de ocio también es crucial para mantener un buen equilibrio de la vida. Actividades como el ejercicio, la socialización y la participación en hobbies no sólo proporcionan un necesario descanso del estudio, sino que también contribuyen al bienestar general, lo que a su vez puede mejorar la capacidad de estudio.

Se debe asegurar de que el plan de estudio semanal incluya tiempo para estos aspectos, ya que un enfoque holístico para el bienestar es esencial para el éxito académico a largo plazo.

Avanzar rápido (en tu oposición) es fácil  si sabes cómo:

Conclusión y pasos a seguir

Al finalizar un periodo de estudio o un curso específico, es importante tomar un momento para reflexionar sobre los éxitos alcanzados y los desafíos enfrentados.

La conclusión de una fase de aprendizaje no es sólo un fin, sino un punto de partida hacia nuevas metas y oportunidades. Para cerrar efectivamente un ciclo y preparar el camino a seguir, se pueden tomar varios pasos importantes.

Evaluación del proceso y resultados: Una evaluación honesta y detallada de lo que se ha aprendido, cómo se ha aprendido y los resultados obtenidos es crucial.

Esto incluye revisar las metas que se establecieron al principio, determinar si se cumplieron o no, y analizar las razones de ambos resultados.

Reflexión sobre los métodos utilizados: Considerar qué técnicas y estrategias de estudio funcionaron bien y cuáles no es vital para el desarrollo personal.

Reflexionar sobre la efectividad de la planificación del tiempo, los métodos de estudio, y la capacidad de adaptarse a los imprevistos permitirá mejorar en futuros esfuerzos educativos.

Identificación de áreas de mejora: Siempre hay espacio para el crecimiento. Identificar áreas donde se puede mejorar puede ayudar a trazar un plan de acción para el futuro.

Esto puede incluir mejorar en la gestión del tiempo, encontrar mejores estrategias de estudio o incluso buscar asesoramiento o apoyo adicional en áreas temáticas específicas.

Establecimiento de nuevos objetivos: Basándose en la experiencia reciente y las áreas de mejora identificadas, se deben establecer nuevos objetivos de aprendizaje.

Estos deben ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y limitados en tiempo, siguiendo el principio SMART para la definición de objetivos.

Preparación para la siguiente etapa: Con los nuevos objetivos en mente, se debe preparar un plan para alcanzarlos. Esto puede involucrar la matrícula en nuevos cursos, la planificación de una rutina de estudio revisada o la adquisición de nuevos materiales o recursos educativos.

Compromiso con el crecimiento continuo: El aprendizaje es un proceso de toda la vida. Comprometerse con el crecimiento continuo significa mantener una actitud de apertura, curiosidad y disposición para enfrentar nuevos desafíos.

Es importante recordar que cada fase de estudio es una construcción sobre lo que se ha aprendido previamente y un paso hacia futuros avances.

En resumen, la conclusión de un ciclo de estudio debe ser vista como una oportunidad para celebrar logros, aprender de la experiencia y planificar con entusiasmo los siguientes pasos en el viaje educativo.

Newsletter

¡Suscríbete ahora y mantente al día con nuestras últimas noticias y ofertas exclusivas en nuestro boletín informativo!

Artículos relacionados

Técnicas de estudio

¿Cómo estudiar para un examen? Guía y técnicas efectivas

Descubre cómo transformar tu preparación para los exámenes con esta guía completa. Desde técnicas específicas hasta consejos prácticos, te ayudaré a alcanzar tus objetivos académicos

Haz que esta publicación llegue a más personas

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Raúl Laso
Raúl Laso
Ayudo a opositores a darse cuenta de que “Leer, subrayar y repetir” es la 2º peor técnica para estudiar oposiciones. La 1ª y peor de todas te la cuento en el taller gratuito.
Raúl Laso
Raúl Laso
Ayudo a opositores a darse cuenta de que “Leer, subrayar y repetir” es la 2º peor técnica para estudiar oposiciones. La 1ª y peor de todas te la cuento en el taller gratuito.

Newsletter

¡Suscríbete ahora y mantente al día con nuestras últimas noticias y ofertas exclusivas en nuestro boletín informativo!

Artículos destacados

Miscelánea

Cómo Motivarse Para Estudiar

La mayor parte de las estrategias que utilizamos para motivarnos o para motivar a estudiar a otras personas provienen del qué y el cómo pensamos

Estrategias de estudio

Cómo Aprender a Aprender

¿Te has preguntado alguna vez cómo puedes maximizar tu aprendizaje? Este artículo te guiará a través de estrategias efectivas, herramientas prácticas y consejos útiles para

Estrategias de estudio

Estrategias de lectura

Estrategias de lectura Son muchas las veces que leemos un texto y cuando llegamos al final de la página nos damos cuenta de que no

Newsletter

¡Únete a nuestra comunidad y mantente al día con las últimas noticias! Suscríbete a nuestro Newsletter ahora mismo.