Cómo Preparar Exámenes Orales y Presentaciones. 6 Claves Aplicables en 10 min. [+PDF Descargable]

En este post y vídeo quiero presentarte 6 claves que si las pones en práctica conseguirás mejorar los resultados en tus exámenes orales y presentaciones que debas realizar en la universidad o en tus oposiciones.

Tienes un vídeo a continuación y la transcripción debajo con algo más de información que he añadido y con un PDF descargable.

Principio 1: Buscar información:

Muy similar al que vinos en el post “Como preparar exámenes de desarrollo” Entre otras cosas debes de preguntarte:

  • Cuánto dura tu examen o presentación
  • Cómo preguntan
  • Cuánta gente hay en tu examen o presentación
  • Dónde es: la localización del lugar donde tendrá cabida tu examen o presentación
  • Para quién vas a hablar. No es lo mismo hablar para compañeros tuyos en clase que para un tribunal de una oposición, por ejemplo.
  • Qué saben del tema.

Principio 2: Tener una estrategia de estudio.

En este caso y a diferencia del examen de desarrollo estará adaptada a las características del examen oral.

Por ejemplo, no es lo mismo tener responder a las preguntas de un tribunal que tener que hacer una exposición de 30 minutos. Si has de realizar una exposición de 30 minutos no tiene sentido que te hagas resúmenes largos para exposiciones de 1 hora.

Esto parece algo obvio, pero no te puedes hacer a la idea la cantidad de gente que comente este error con la pérdida de tiempo y esfuerzo que ello conlleva.

En la preparación tendrás que utilizar diferentes técnicas de estudio para prepararte.

  • En primer lugar, deberás leer el material sobre el que has de exponer o realizar la presentación.
  • Luego podrás organizarlo en una estructura lógica o que tenga sentido para ti. Esto favorecerá la comprensión y te ayudará a jerarquizar y ordenar a la vez tus ideas.
  • Luego podrás sintetizar, es decir, resumir la información más importante que deseas exponer.
  • Y por último se dará la comprensión, pero de una manera transversal, es decir irás comprendiendo mejor tu material a medida que lo vayas elaborando y trabajando con él. Cuando empieces a trabajar el material organizándolo, y sintetizando es cuando la comprensión tendrá lugar.

 

Es muy importante entender esto y desmitificar el concepto de comprensión instantánea.

La comprensión de un texto, sobre todo si son textos complejos no se consigue con la primera lectura.

Esta es la razón por la que mucha gente piensa que es tonta o que no comprende.

Pero es algo completamente normal no comprender un texto a la primera, sobre todo si no aplicas ninguna técnica de estudio y no trabajas o elaboras la información leída.

Una vez trabajados los puntos anteriores es cuando se dará paso a la fase de memorización.

Que de hecho será mucho más sencilla porque simplemente con el hecho de elaborar la información y trabajarla el material se vuelve más significativo para nosotros y más memorable.

RECUERDA ESTO: Los textos hay que trabajarlos para comprenderlos y poder memorizarlos mejor si es lo que necesitamos.

Principio 3: Estructura tu exposición.

En este punto hay 6 claves que te pueden ayudar muchísimo.

1-. Tener claro tu objetivo. ¿Cuál es?

¿Es impresionar al tribunal de una oposición? ¿Exponer delante de compañeros de clase en la universidad? ¿Convencer a alguien de algo? ¿Es una presentación de ventas?

2-. ¿Cuál es tu mensaje? ¿Qué quieres trasmitir?

3-. ¿Qué ideas vas a utilizar para apoyar tu mensaje?

De 3 a 5 ideas es el máximo de ideas principales que una audiencia media va a ser capaz de recordar y asimilar dependiendo de lo que te lo curres. De ahí que presentaciones con muchas ideas no harán otra cosa que agobiar al personal y provocar que no se enteren de nada.

4-. Estructura tu presentación de manera coherente con:

  • Un inicio: Presentas el tema
  • Un cuerpo: Desarrollas tu mensaje apoyándote de tus ideas
  • Un final: Resumen y conclusiones

 

5-. Diseña la presentación.

Apaláncate con imágenes que apoyen gráficamente tus ideas. Una buena dinámica es una idea una imagen.

6-. Adáptate al tiempo

Es mejor terminar un poco antes que alargarte en el tiempo. Ten presente lo que puedes recortar y lo que no antes de presentar y por supuesto ensaya para una y otra vez para ver si te ajustas al tiempo.

Principio 4: Practica tu exposición

Antes de exponer es una obligación practicar. Cuando hagas tu exposición debe de ser algo que ya hayas practicado varias veces para estar mucho más tranquilo y relajado.

Para practicar debes hacerlo siempre con un reloj para controlar tu tiempo y poder ajustar el tamaño de presentación a las características del examen o de la exposición.

Puedes practicar delante de un espejo, grabarte con tu Smartphone, delante de amigos y mentalmente.

Cuanto más practiques mejor. 

Principio 5: revisa tu presentación y elimina incertidumbre.

Eliminar la mayor cantidad de incertidumbre en tu presentación te va a permitir estar más tranquila y poder exponer en plenitud de recursos.

Entre otras cosas debes estar seguro de que cuando vas a presentar va a salir todo bien y has de tener un plan B anti desastres, por ejemplo:

  • Asegúrate que los medios auxiliares que vas a utilizar van a funcionar.
  • Tu Portátil. ¿Puedes llevarte el tuyo? Esta es la mejor opción porque lo conoces
  • ¿Te prestan un portátil? ¿Funciona bien?, ¿te manejas bien con él? ¿Eres de Mac y te prestan un PC? ¿Eres de PC y te prestan un Mac?
  • Ten la presentación en una memoria externa y colgada en tu drive en internet por si acaso
  • ¿Necesitas micro? ¿Funciona el micro?
  • ¿Necesitas un proyector y funciona bien? ¿Tiene las mismas dimensiones el proyector que tu presentación?
  • Revisa el lugar de tu presentación si es posible. Si tienes que desplazarte al lugar calcula cuánto tiempo te va a costar llegar allí vete con tiempo.

Principio 6. Escucha y aprende.

Ensaya resultados positivos.

Imagínate una y otra vez teniendo éxito en tu exposición.

Por ejemplo, si tienes que exponer delante de un tribunal de una oposición imagínate que te puedes ver a ti mism@ de la siguiente manera:

  • Tranquilo o tranquila,
  • Con una posición corporal recta y segura sin curvaturas
  • Con una sonrisa en la cara
  • Respondiendo de manera tranquila y segura a las preguntas

Es decir ensaya una y otra vez que te va a ir bien. El miedo escénico está en los pensamientos que elaboramos sobre el futuro. Y la elección de tus pensamientos está bajo tu control Te acabo de dar la clave.

¡ENSAYA RESULTADOS POSITIVOS!

Sea dicho de paso, esto lo puedes aplicar a casi cualquier situación de tu vida cotidiana. Y si no me crees compruébalo por ti mismo.

Y sobre todo NUNCA NUNCA NUNCA generes angustia al público.

Si cometes errores asúmelos como algo normal, sonríe y hacia delante. (también puedes ensayar la respuesta que das cuando cometes un error)

Si haces esto la gente lo olvidará porque ellos son como tú. Cometen errores y es algo completamente normal. Si tú lo pasas mal exponiendo, tu público también. Si te lo pasas bien exponiendo tu público casi seguro que también.

Esto se consigue practicando y haciendo exposiciones. Ensayando una y otra vez.

Y un último punto que a veces genera mucho estrés…

Tampoco tienes por qué saberlo todo. Mucha gente se agobia por esto. Si no sabes algo siempre puedes decir, no lo sé, pero puedo decirte dónde puedes buscarlo después de la exposición o un “ya te lo miro y te lo digo por mail”.

Recuerda, somos todos humanos, y todos cometemos errores. Así aprendemos. No los evites por miedo 😉

Mejora Tu Capacidad Para Estudiar en 5 Días Paso a Paso

MINI CURSO GRATIS donde aprenderás:

Valorado en 14,95 €. Ahora GRATIS para ti.​

  • Cómo estudiar más rápido
  • Cómo estudiar distintas asignaturas
  • El secreto para mejorar la memoria.
  • Cómo estudiar un temario de la mejor manera
  • Cómo recordar 50 palabras sin haberlas estudiado con técnicas específicas

Recibe el curso en tu mail. *CERO SPAM. No vendemos ni cedemos tus datos

x